Religiosas María Inmaculada


Aquí me tienes, Dios mío, porque el amor no se corresponde sino amando y el amor no consiste en palabras sino en obras
Santa Vicenta María

Ser RMI

UNA AVENTURA

que brota de ser seducidas por Jesús. Una llamada a hacer visible en la propia vida el mensaje de las Bienaventuranzas.
Una aventura contracultural, alternativa gozosa de un modo diferente de ser y vivir desde la alegría del Evangelio

 

PARA VIVIR CON OTRAS

convocación para compartir un sueño común, apoyadas en una fraternidad que potencia el envío y la misión

 

UN ESTILO DE VIDA

que concreta la respuesta personal en lo votos, en una vida sencilla, en salida, en libertad y radicalidad para el seguimiento, que pone en manos de Dios los propios sueños, las aspiraciones, los deseos

 

CON UNA MISIÓN

evangelizar, suscitar para las jóvenes experiencias de bien, de encuentro con Jesús, de realización personal, de apertura a un horizonte laboral

 

ACOMPAÑADAS POR MARÍA INMACULADA

que nos indica el mejor camino:
“haced lo que Él os diga”