Religiosas María Inmaculada

TERCERONADO EN ROMA

 

Como contamos hace unos días, ya estamos aquí en Roma desde el día 9, las diez RMI que nos preparamos este año para la profesión perpetua. De todas formas el grupo no estuvo completo hasta el día 12, y el 13 tuvimos nuestro día de oración como preparación a esta etapa formativa, dirigido por Madre Daría, nuestra general. Como Moisés, abrimos nuestros oídos y escuchamos la llamada a quitarnos las sandalias para entrar en esta experiencia en la que el Señor nos espera… después… han pasado solo 12 días y parece que estamos aquí hace mucho, mucho tiempo. Tuvimos la misa de apertura en las criptas de los papas en la basílica Vaticana,hemos elaborado nuestro Proyecto Comunitario, hemos hecho ya algunas otras cosas juntas… Las primeras experiencias como grupo nos han descubierto como una comunidad alegre, positiva y con muchas ganas de seguir buscando, y de hallar, en ‘esta escuela del afecto’, que así la llama Sn.Ignacio, el camino de luz que nos guiará toda la vida y que se extenderá a cuantas jóvenes se acerquen a nosotras… ¡Qué bonito! ¡Qué estimulante! Sí, eso queremos, eso deseamos. Os pedimos ayuda desde donde nos leáis. Os agradecemos a los que ya nos estáis ayudando. Con toda la intensidad que podamos, nos dispondremos para, como dice el papa Francisco, hacer un anuncio renovado, que ofrece a los creyentes, también a los tibios o no practicantes, una nueva alegría en la fe y una fecundidad evangelizadora.