Religiosas María Inmaculada



60 Años  de  Vida en la Congregación...

Celebrando el Don de la Vida Consagrada

 Hna. Valentina Hernández de Blas

“Lámpara es tu palabra para mis pasos Señor, Luz en mi sendero…” 

En esta etapa de semi-post-confinamiento Covid 19 , aquí en Londres, hoy 27 de Junio, gozamos con la celebración de los 60 años de vida en la Congregación  de Hna. Valentina.  La fecha real del aniversario de entrada de la hermana será el próximo 2 de Julio. Pero como en casi todo en esta ocasión también el virus nos ha afectado.

Cuando en enero planeábamos para el curso, creímos que por tener la reunión de Pastoral de la Provincia en Reims durante estos días, la celebración para festejar a Hna. Valentina habría sido muy diferente…

Viviendo HOY  este día de celebración con Hna. Valentina, lo  consideramos una entre   tantas oportunidades de bien y de crecimiento personal y comunitario, ofrecidas por el  confinamiento. La Reunión Provincial  prevista en Reims para finales de Junio., se canceló.  Esto  ha hecho posible que Hna. Lucia Alvarez este  aquí en Londres  y hayamos  podido celebrar con ella y con todas las Hermanas de la Comunidad  Southwell Gardens un día de Acción de Gracias y  de fiesta fraterna inmejorables.

Decidimos celebrar los 60 años de entrada en la Congregación de Hna. Valentina el sábado 27  de Junio. Desde la mañana se respiraba el ambiente de fiesta y cariño porque todas  queríamos obsequiar a nuestra hermana, preparando la capilla para la Celebración de la Eucaristía,   el comedor y el típico bullicio de comida de fiesta en la cocina, la expectación de volver a ver a las Hermanas de Southwell Gardens que venían a visitarnos después de tres largos meses de “vida monacal”… en fin mucha animación por toda la casa…

Hna. Lucia fue con el coche a recoger a las hermanas de la otra casa y todas nos reunimos para compartir la mesa. Iniciamos con una sencilla y emotiva bendición de la mesa con una oración donde se nos invitaba a expresar algo positivo que nos llama la atención de Hna. Valentina. Una buena ocasión para continuar preparando la tierra para la fraternidad…

A primera hora de la tarde tuvimos un rato de recreo preparado, con una actividad muy “terapéutica,  o un momento de  terapia familiar – comunitaria”  muy buena, diría yo,  dado el contexto de la celebración.

Se nos invitó a  interpretar lo siguiente:

Cantar como los pájaros durante el confinamiento. Representar como vivió un niño  el confinamiento. Expresar con sonidos los distintos momentos del confinamiento. Imitar a Donald Trump explicando como la lejía  previene el coronavirus. Inventar un saludo que no sea ni con codo, ni con pie ni con la mano. Explicarle a un extraterrestre el coronavirus.

Representar a un garo en confinamiento. Imitar a una hermana de comunidad durante el confinamiento. Representar con gestos los diferentes momentos del confinamiento. Explicar cómo nos imaginamos el virus dentro del cuerpo. Explicar cómo se sintieron los perros en España al principio del confinamiento. (Solo los perros podían salir). Nombrar tres formas de comunicación que se utilizaron en este tiempo. Imaginarnos al

 

 

 

 

 

coronavirus hablando con el pangolín antes de ir a su huésped favorito, el hombre. Representar como fue nuestra experiencia haciendo el test del Covid19

Una gran variedad de actividades que nos ayudaron a compartir en un modo creativo lo  que para cada una ha supuesto la experiencia del confinamiento.

También hubo una “representación teatral” casera  que consistió en escenificar  lo que supondrá para las hermanas más jóvenes hablar de esta experiencia dentro de 40 años, nos trasladamos al año 2060… Y parece que también hablaremos de lo que “se ha hecho  toda la vida…” 

La fantasía  nos llevó a sugerir temas o   títulos de posibles películas: “Tiempos mejores” “Pandemia” “Lockdown” “Catastrofe” “Contagios” “Cambio inesperado” “Cuando el mundo se calló” “Mujeres al borde de un ataque de nervios” “Los pobres son siempre los que pierden”. 

Creo que todas nos vimos reflejadas en las distintas representaciones y todo esto nos va ayudando a aceptar, a  integrar y compartiendo sanamente,  riéndonos juntas,   y sobre todo a seguir caminando  en este momento histórico que por su gran  desafió  es   único.

Y el día de celebración concluyo con la CELEBRACION por excelencia. La Eucaristía. Tiempo para la  intimidad comunitaria  con el Señor. Toda la Misa estuvo cuidadosamente preparada,  agradecemos a las hermanas de la Comunidad de Southwell Gardens que prepararon los cantos.  Hermana Valentina Renovó, una vez más,  sus Votos por toda la Vida y dijo unas palabras de acción de gracias por el don de la  vida, por sus familias, su vocación, por la Congregación y por tantas hermanas y jóvenes que han sostenido su fidelidad durante estos 60 años.

Al final de la Eucaristía Hna. Lucia Alvarez y las Hermanas de la otra comunidad se marcharon. A todas nos quedaba el gozo de haber celebrado una Gran Fiesta. La Fiesta de la Fidelidad de Dios, y apoyadas en su Fidelidad Hna. Valentina y todas nosotras creemos que el Señor seguirá creando en cada una de nosotras la capacidad de responder a su llamada, en comunión de amor  y a ejemplo de la Virgen Fiel. Que así sea!

 

Londres 28 de junio 2020

Comunidad de Struan House.